Therapy Works

El Estrés y el Efecto en el Cuerpo por Michelle Quintero, LCSW

Trabajo, plazos, facturas, quehaceres, asuntos familiares… ¿ya estás estresado? Las demandas diarias de la vida requieren tiempo y energía que a veces no tenemos. Cuando estas demandas se salen de control, traen una estado de estrés.

¿Qué es estrés? El estrés es un sentimiento de tensión emocional o física que resulta de un evento o situación adversa. Durante una situación estresante, se activa nuestra respuesta de lucha o huida (el sistema de alarma de nuestro cuerpo utilizado para protegernos del peligro). Aunque una cierta cantidad de estrés puede ser positiva para motivarnos, protegernos o empujarnos a la acción, demasiado estrés puede comenzar a afectar nuestra salud mental y física. Nos demos cuenta o no, el estrés provoca efectos adversos en nuestro cuerpo.

Hay dos tipos de estrés, estrés agudo y estrés crónico. El estrés agudo se refiere a situaciones estresantes breves pero intensas, como un accidente, entrar en una discusión, olvidar una fecha límite, o no tener suficiente horas en el día. El estrés crónico se refiere a las dificultades continuas, como la inestabilidad financiera, los conflictos en el trabajo y la familia, el cuidado de un ser querido, las relaciones problemáticas, vivir en un vecindario peligroso, etc.

Puede preguntarse, bueno, ¿no es el estrés solo una sensación incómoda? Sí, pero también puede causar una variedad de síntomas físicos incómodos. Tales como:

  • Dolores de cabeza,
  • Dolor de espalda,
  • Tensión muscular,
  • Sudor,
  • Náuseas,
  • Indigestión,
  • Dolor de pecho.

También puede causar síntomas emocionales como:

  • Preocupación,
  • Irritabilidad,
  • Ira/frustración,
  • Pérdida de motivación,
  • Depresión,
  • Dificultad para concentrarse,
  • Inestabilidad del estado de ánimo,
  • Disminución del deseo sexual e incluso problemas de memoria.

Es posible que te encuentres: mordiéndote las uñas, teniendo pensamientos constantes, inquietud, rechinar los dientes, sueño interrumpido, aislamiento social e incluso abuso de sustancias y la lista puede continuar.

Una vez que se activa nuestra respuesta de lucha o huida, puede causar cambios rápidos en nuestros sistemas nervioso, cardiovascular, inmunológico y endócrino (hormonal). Otras actividades vitales del cuerpo se interrumpen temporalmente (por ejemplo, la alimentación, el crecimiento y la reproducción), por eso, es posible que se dé cuenta de que no ha comido en todo el día si está estresado (1).

Los estudios demuestran que el estrés prolongado (o estrés continuo) aumentará la probabilidad de sufrir una lesión seria, será más propenso a enfermedades (como disminución de los sistemas de defensa y resfriado), discapacidad o, a veces, la muerte (2).

El estrés crónico también se asocia con un mayor riesgo de depresión, enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades autoinmunes y hasta que su cuerpo tenga dificultad sanando heridas (3). Impresionante ¿verdad?, !cuán impactante puede ser el estrés en nuestro cuerpo!. A pesar de que nuestro cuerpo utiliza nuestra lucha o huida para protegernos o garantizar la supervivencia, también puede dañar nuestro cuerpo si no hacemos nada para controlarlo, relajarnos y calmarnos.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Los estudios han demostrado que hay varias formas de reducir los niveles de estrés. Las cosas que puede hacer usted mismo incluyen: ejercicio, dormir bien, comer con regularidad, pasar tiempo con la familia o apoyo social, participar en un pasatiempo, tomar descansos y evitar el consumo de sustancias. Las cosas que puede aprender en la terapia incluyen: aprender diferentes tipos de técnicas de relajación, técnicas de aceptación, terapia de atención plena, la terapia cognitiva conductual, establecer límites con la familia o el trabajo, o encontrar formas de separarse de las dificultades que inducen estrés.

El estrés no tiene que controlar su vida ni determinar los resultados de su salud. Por último, usted es quien decide qué hará con su estrés. Tiene el poder de hacer los cambios necesarios en su vida para reducir el estrés.

Si tiene dificultades para realizar esos cambios, comuníquese con uno de nuestros terapeutas para que lo ayude a procesar estas barreras y lo ayude a alcanzar sus objetivos.

.

.

ABOUT

Hola! Mi nombre es Michelle Quintero, terapeuta bilingüe.

Yo creo que todo el mundo tiene la capacidad de hacer cambios positivos para mejorar su bienestar mental.

Priorizo crear un espacio para procesar nuestras experiencias sin sentirnos juzgados.

Deja un comentario

Open chat
1
Escanea el código
Hello 👋
Can we help you?